PIOLET - SOMOS DEPORTISTAS. SOMOS GESTORES

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto

últimos post

Reputación empresarial y responsabilidad social deportiva

Post por 05/02/2017

En las estrategias de marketing, además de la mejora en el producto/servicio, de trabajar en la política de precios, en su distribución y en la comunicación, sería interesante que las empresas incorporaran a su misión, un apartado dedicado a la responsabilidad social; no un apartado que dependa de los vaivenes económicos o de los resultados obtenidos en un determinado año, sino que se incorporara al verdadero corazón/alma de la empresa.

Cada vez son más las compañías que destinan parte de sus fondos a ayudar a ONG-s, asociaciones… Pero…¿hay una verdadera alineación entre el tipo de ONGs que ayudan y la marca-empresa? ¿Hay una verdadera ligazón entre ambas marcas? ¿Una historia, un relato común?

En Gipuzkoa, creemos que puede haber una oportunidad para que las empresas desarrollen esa estrategia de responsabilidad social corporativa al deporte; convertir la responsabilidad social corporativa en responsabilidad social deportiva. ¿Por qué el deporte? Por su poder transformador; por los valores que transmite; porque aúna culturas; transciende fronteras; porque es un idioma universal. Apoyar un club deportivo, ligar la marca empresarial al deporte, es un retorno prácticamente seguro a nivel de reputación corporativa; ¿A qué empresa guipuzcoana no le gustaría asociar su imagen a la de l@s olímpicos que han acudido a Río en el 2016? ¿A qué empresa guipuzcoana no le gustaría que le reconocieran porque aporta camisetas al club de su pueblo para que los jóvenes puedan tener material para practicar deporte?

Apoyar al deporte, bien a nivel económico, bien de otra forma, puede ser una estrategia reputacional clave para las empresas del Territorio. Pasemos de la responsabilidad social corporativa, a la responsabilidad social deportiva.

Volver

ENCUÉNTRANOS

TAGS