PIOLET - SOMOS DEPORTISTAS. SOMOS GESTORES

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Uso de Cookies

Acepto

últimos post

comunicación - publicidad - marketing - digitalización - deporte - gestión - fútbol - promoción - economía

Profesionalización de los clubes de la élite...deportiva

Post por 10/04/2017

Probablemente el título de este artículo llame la atención; cabe la posibilidad de que algunos, incluso, piense de que se trata de una errata o de que falta alguna palabra. Si un equipo se encuentra en la élite, ¿no se supone que está profesionalizado? ¿No se trata de un oxímoron?  Pues siento decir que no es así. Tener un club en primera no es sinónimo de profesional. A nuestro alrededor tenemos múltiples ejemplos de equipos que se encuentran en lo más alto en lo deportivo, pero con graves problemas a nivel de gestión por falta de recursos, tanto económicos como de profesionales. Pero…¿cuál es la razón? ¿No tienen medios porque no los generan o no les generan porque no tienen medios? ¿Qué fue antes: ¿el huevo o la gallina? Es un debate eterno que probablemente nos lleve a un callejón sin salida. Desde PIOLET, nos gusta mirar adelante y ofrecer las herramientas que nosotros y nosotras consideramos útiles – de ahí el concepto “Piolet”- para que estos clubes de primera, estén también en primera a nivel de gestión. He aquí algunas recomendaciones de marketing mix.

  • Producto (equipo): la mayoría de los clubes que se encuentran en la élite deportiva apuestan por un modelo de gestión basado en el “producto”, en los “jugadores”. Tienen una plantilla competitiva, con buenos/as jugadores/as que, a pesar de las circunstancias, dan siempre el do de pecho.

  • Punto de venta –distribución: muchos de los clubes consideran (muchas veces erróneamente o por contaminación de los medios) que su deporte “no vende” o que no genera interés. Por ello, en lugar de apostar porque los partidos se conviertan en una verdadera experiencia de ocio para el “consumidor”, con atractivo que transcienda lo deportivo, dejan este aspecto relegado al último lugar en sus prioridades.No ofrecen a los potenciales “usuarios” de las instalaciones una experiencia agradable; no se trabaja el “engagement” con la afición y entre la afición…Ese punto de venta/encuentro entre los/as aficionados/as y equipo ha de ser trabajado, cuidado…para generar una ola de seguidores y seguidoras que probablemente redundará en un mayor seguimiento al evento que, si se hace de manera estratégica y continuada, puede ser clave para generar un efecto contagio.

  • Precio: cuando hablamos de precio, no nos referimos solo al coste de la entrada o del abono de temporada. Estamos hablando del presupuesto en general. Gran parte de los equipos (que no pertenezcan al universo futbolístico) consideran que la única forma de sobrevivir es a través de las instituciones públicas. Sin embargo, al igual que cualquier empresa privada que desea vender su producto, si este se trabaja mediante una estrategia de comunicación creativa, un posicionamiento claro, una política de responsabilidad social deportiva y un propósito, cabe la posibilidad de que llame la atención de empresas que deseen apostar por la inversión en deporte; el patrocinio deportivo no debe limitarse a las instituciones públicas; es más; se recomienda trabajar el patrocinio de manera prioritaria y con una visión clara; reconociendo valores del Club, oportunidades que brinda al posible patrocinado, recompensas…Un plan de patrocinio a corto, medio y largo plazo que no solo sirva para pagar a los/as jugadores/as, sino también a los PROFESIONALES que han de nutrir las estructuras del Club. No se trata de gastar lo que no se tiene, sino en una inversión eficiente y creativa; sí…la gestión económica, también ha de ser creativa.

  • Promoción: la comunicación, tal y como hemos visto a lo largo de estas líneas, es una de los ejes que hay que profesionalizar; comunicación interna y externa. Un relato claro, storytelling del Club y jugadores/as; una misión, un objetivo, un antagonista, protagonistas, las competiciones…Contemos una historia a la afición; enganchemos a la misma con esta serie de partidos y campeonatos; combates y luchas; impregna al Club de este toque épico que tiene todo evento deportivo… Las historias se contagian; nutren y alimentan; se comparten y se multiplican. Generan atracción. También de los medios de comunicación. Solo así se consigue crear marca y hacerla crecer.


Volver

ENCUÉNTRANOS

TAGS